Los más vendidos

Information

Fabricantes

Promociones especiales

  • Champu Coco
    Champu Coco

    Revitalizante y aclarante. Realza el...

    12,50 € -15% 14,70 €

Proveedores

Cómo limpiar el organismo después de los excesos navideños

Publicado el : 30/01/2018 09:44:01
Categorías : Blog

Aunque ya han pasado unos días desde los excesos navideños, seguro que tu cuerpo todavía nota los efectos de los típicos atracones de comida y dulces. Cualquier exceso es malo para nuestro cuerpo, pero por suerte todavía estás a tiempo de recuperarte y ponerte en forma. La clave después de estos excesos es depurar el organismo, para lo que podemos echar mano de infusiones y productos naturales como los que encontrarás en el Herbolario Queti de Salamanca, además de seguir una dieta sana y equilibrada. Las mejores infusiones para depurar el organismo Una de las infusiones más efectivas a la hora de depurar el organismo es el cardo mariano, que se conoce como el guardián del hígado por sus propiedades protectoras y curativas del hígado y de la vesícula. Se trata de una hierba que reduce la inflamación, repara los tejidos dañados y elimina las impurezas a través de la orina. De esta forma impide que se acumulen en el organismo. También es un antioxidante que ayuda a reducir el colesterol y a equilibrar los niveles de glucosa en sangre, estimulando las funciones vitales. Tampoco podemos pasar por alto la alcachofa. Además de comerla, podemos preparar un delicioso y depurativo té de alcachofa, una bebida que protege y repara el hígado, evitando problemas como los gases, mareos, dolor de cabeza, etc. El té de alcachofa nos ayuda a prevenir problemas como la hepatitis, la diabetes o el sobrepeso, y mejora unas digestiones que después de los excesos de la Navidad pueden volverse pesadas o incómodas. También nos ayuda a reducir el azúcar en sangre y a combatir el colesterol. Una buena opción son las infusiones de diente de león, que tomaremos unos 30 minutos después de comer -nunca más de tres tazas diarias-. Depura la sangre, descongestiona el hígado, es laxante y reparador y también elimina las toxinas acumuladas en la vesícula. Otra infusión que nos ayudará a mejorar esas digestiones es la cola de caballo, que depura el organismo. Lo ideal es mezclar una cucharada de cola de caballo con otra de menta, hinojo o hierbabuena. Además, nos protegerá de los típicos resfriados de estas fechas. Si lo que más te preocupa de los excesos navideños son esos kilos que todos hemos ganado en estas fiestas, puedes recurrir a las infusiones de té verde. Se trata de una infusión que ayuda a quemar grasas y a perder peso, y gracias a las isoflavonas es un importante antioxidante que nos ayudará a eliminar las impurezas del organismo. También ayuda a regular la temperatura corporal, lo que nos ayuda a concentrarnos. Eso sí, por su contenido en teína no deberías tomarlo por la noche o si tienes problemas de insomnio. No podemos pasar por alto el hisopo, una excelente planta para depurar la sangre y eliminar las grasas nocivas de nuestro organismo. Puedes tomar un par de tazas diarias de esta infusión. Por último hablaremos del tomillo, una infusión diurética que nos ayudará a eliminar las impurezas que se han acumulado en el organismo a través de la orina. Mejora la digestión, el hígado o la vesícula; y si quieres sacarle el máximo partido puedes mezclar una taza de agua hirviendo con una parte de tomillo y otra de melisa o tilo. Una dieta equilibrada Como decíamos al principio, si quieres depurar el organismo no basta con aprovechar todo lo que nos aportan las plantas y hierbas, hay que seguir una dieta sana y equilibrada. Hay que diferenciar una dieta depurativa de los “días detox”, una peligrosa moda que no nos servirá de nada más que para engañarnos. Por eso eliminaremos de nuestra dieta o reduciremos todo lo posible la bollería industrial -galletas incluidas-, azúcares y harinas blancos refinados, carnes procesdas como el embutido o las salchichas, zumos industriales y los alimentos precocinados. Los protagonistas de la dieta serán los alimentos de origen vegetal: verduras y frutas frescas de temporada, legumbres como las lentejas, el garbanzo o los guisantes y los cereales integrales de grano. También comeremos huevos, quesos, pescado -en especial el blanco- y carnes sin procesar. No olvides la importancia de las grasas saludables como las que están presentes en los aceites de oliva virgen extra o de coco y en pescados como el salmón.

Share

Añadir un comentario

 (con http://)